PAMPLINA

Los dos eximios colegas, durante la realización de su prestigioso numerito de la impresora

“Dicho o cosa de poca entidad, entendimiento o utilidad”. Esta lapidaria definición la propone el DRAE de 1992 para delimitar el concepto al que alude este claro, diáfano, directo y definitivo vocablo, que hoy da su título a esta nueva y breve entrada.
Y le da título porque -creo- no puedo escoger una sola palabra que precise más claramente lo que supone una nueva iniciativa parlamentaria, otro de los impagables  sainetes con los que, asidua y cíclicamente, nos deleitan esa pareja cómica que son los señores Rufián (el apellido es en este caso claramente descriptivo) y Tardá, ambos de ERC, que propondrán en la próxima sesión de nuestro habitualmente vacacional Congreso la supresión de los títulos nobiliarios, al entender que tales dignidades suponen “una “distinción clasista” que nació en la Edad Media y es propia de “etapas autoritarias”, noticia que pueden ampliar en este enlace del periódico digital El Independiente.
Esto nos demuestra a las claras cómo una izquierda cavernaria, que poco favor hace a los ideales que puedan tener los republicanos -que sin duda los tendrán- asentada en los clichés de los siglos XIX y XX y que no ha aprendido nada de su catastrófico naufragio, sigue preocupándose de cosas fútiles, simbólicas y de escasa importancia dada su absoluta incapacidad de enfrentar problemas serios. Parece ser, gracias a Dios, que en todo caso nuestras sociedades avanzadas se van vacunando de tales veleidades, a excepción de algunos ámbitos provincianos y poco educados en donde aún tienen estos señores algo de parroquia: léanse las idílicas Corea del Norte, Venezuela y, cómo no, Tractoria, origen geográfico esta última de ambos próceres a los que mencionamos, que nos obsequian un día sí y otro no con sus lúcidas, arriesgadas y sorprendentes propuestas. Un lujo.
Evidentemente, no voy a entrar al trapo de tratar de discutir o rebatir una iniciativa que, básicamente, solo servirá para que estos dos prendas justifiquen los sabrosos salarios y dietas que perciben actualmente del Reino de España (urticaria les debe dar cada nómina), así es que ahí les dejo la noticia, para que lean, valoren y -supongo- lleguen a las mismas conclusiones a las que yo he llegado. En cuatro palabras, lisas, llanas, paladinas y en romance escrito: Vaya par de caraduras.
Y buenas tardes.

MAYORAZGOS, NUEVO LIBRO

Con gran placer, les comunico la próxima salida a la palestra de mi nuevo trabajo: Mayorazgos. Riqueza, nobleza y posteridad en la Sevilla del siglo XVI. Editado por la Universidad de Sevilla, verá la luz en este mes de febrero, y será presentado a mediados de marzo (daremos noticias).

El mayorazgo, institución jurídico-económica paradigmática del Antiguo Régimen, estuvo presente en la ciudad de Sevilla tras su conquista en 1248. Institución indudablemente exitosa, se desarrolló a lo largo de las centurias bajomedievales con gran pujanza, llegando a la Edad Moderna con plena vigencia. Este trabajo, que no es solo un estudio económico, sino también una investigación social sobre la urbe del siglo XVI, se centra en un momento en el que la institución del mayorazgo conoce un profundo auge, expandiéndose desde los sectores más notables de la sociedad sevillana del momento hacia otros colectivos recién llegados a la ciudad y a la eminencia, cuando pasó de ser instrumento inicialmente en manos de magnates a objeto de deseo de comerciantes ennoblecidos y enriquecidos e incluso de linajes de dudoso origen racial. El aumento significativo de fundaciones en esta centuria muestra claramente la aristocratización que experimenta por entonces la sociedad sevillana: los recién llegados al mundo privilegiado y confortable de la pequeña y mediana nobleza de la ciudad serán sujetos y promotores de las nuevas vinculaciones instituidas en la capital andaluza. El libro analiza un notable corpus documental relativo a tales vinculaciones, dando cuenta de sus elementos formales, y de la adscripción social de otorgantes y beneficiarios. Presenta las seguridades y las garantías de posteridad que buscaban sus cláusulas, y da a conocer cuáles eran los bienes vinculados, de importancia capital para determinar el valor del mayorazgo, sin dejar de lado la descripción y caracterización de otras fundaciones complementarias asociadas a los vínculos: patronatos, memorias, mandas pías, capellanías, capillas y entierros, que se citaban, se creaban y se dotaban en el momento de erigir el mayorazgo.
Pueden consultar aquí su índice e introducción, y espero que lo disfruten.

BOLINGBROKE, O LA IDEA DE UN REY PATRIOTA

El I vizconde Bolinbroke (Fuente: Wikimedia Commons)

Abrimos hoy esta entrada trayéndoles un clásico texto de Henry St.John, vizconde Bolingbroke, relevante estadista tory británico, en un principio ferviente partidario jacobita, huido con la llegada de la Casa de Hanover al poder, y posteriormente jefe del llamado Patriot Party,  que ejerció como preceptor político -extraoficial, desde luego- del futuro monarca, Jorge III, a quien dedicó, en septiembre de 1738 (el rey había accedido al trono en junio de ese año), su extraordinaria carta The Idea of a Patriot King.

Jorge III de Gran Bretaña en 1792 (Sir Joshua Reynolds)

Esta soberbia reflexión política, aún hoy actual y considerada un referente de la ideología asociada a las monarquías parlamentarias como la española, es una breve pieza de lectura obligada que debería hacernos pensar. Días atrás subimos a esta página un documento, procedente del Círculo de Opinión, que la complementa para nuestra actualidad, y a la que añadimos este artículo de Torné-Dombidau de El Confidencial de hoy que asimismo -según creemos- es del mayor aprovechamiento, esperando, como siempre, que los disfruten. Y buena tarde.

MONARQUÍA PARLAMENTARIA

El Reino de España, desde la Constitución del 78, se organiza como una monarquía parlamentaria, hoy bajo la jefatura de S.M. el Rey don Felipe VI. Para conocer mejor lo que este sistema representa en la actualidad -un sistema combatido, como sabemos, por tantos y tantos aficionados a la disgregación política de nuestro antiguo país con su habitual oportunismo- qué mejor que leernos el documento que hoy les subo, “ESPAÑA Y LAS OTRAS  MONARQUÍAS PARLAMENTARIAS DEL SIGLO XXI”, de la mano del prestigioso Círculo Cívico de Opinión. Una auténtica clase magistral acerca de la vigencia y la utilidad del sistema, revitalizado y renovado por nuestro actual Rey, y preparado -no me cabe la menor duda- para el futuro. Que lo disfruten, lo lean con la atención que merece y reflexionen, ecuánimemente, sobre lo leído. y felices fiestas.

TESIS DOCTORAL

Finalmente, y tras varios años después de su defensa y lectura, subo al blog para su uso y lectura mi tesis doctoral sobre la fundación de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla: casi 1.200 páginas y tres años de trabajo en sus manos que espero les aproveche. Pueden descargarla aquí. Y que les sirva de honesto entretenimiento…

PROTOCOLO Y ETIQUETA

Varios enlaces a diversos títulos sobre protocolo y etiqueta, tan importantes, necesarios… y ausentes de nuestras formaciones regladas. Y así nos va…
Que les aprovechen:
Etiquette: The Original Guide to Conduct in Society, Business, Home, and More
Modern Manners: The Essential Guide to Correct Behaviour and Etiquette
The Essentials of Business Etiquette: How to Greet, Eat, and Tweet Your Way to Success
Everyday Etiquette: How to Navigate 101 Common and Uncommon Social Situations
The Gentleman’s Guide to Cool: Clothing, Grooming, Etiquette
From Clueless to Class Act: Manners for the Modern Man
The Complete Idiot’s Guide to Etiquette, Second Edition

LA ÉTICA CABALLERESCA, EN EL AULA

El libro que hoy traemos a este blog, Social Aesthetics and the School Environment: A Case Study of the Chivalric Ethos, teoriza la gestión estética del aula a través de un enfoque hermenéutico con tres campos de estudio: La historia y los fundamentos filosóficos de la caballería, la popularizacion de la caballería a través de la era victoriana y la identidad caballeresca en la formación ofrecida en el aula por los maestros en el siglo XXI. El objetivo del libro es examinar la relación entre el ethos caballeresco y la educación, un valor en alza en unos momentos en los que vemos que la enseñanza, precisamente, en algunas regiones de nuestra España no se ha dejado en las mejores manos. El estudio de caso presentado aborda más específicamente la siguiente pregunta: ¿cómo se puede teorizar la caballerosidad en un entorno educativo? Attwood señala y traza en este trabajo el concepto social medieval de la caballería a través de los siglos y sostiene que se ha manifestado en la construcción social del aula del siglo XXI.

DIPLOMACIA SOLAR

Age of Louis XIV: The Rise of Modern Diplomacy. En esta obra, William James Roosen ha escrito el primer estudio general de la diplomacia europea en la época de Luis XIV, que se basa en las prácticas e instituciones reales de esa época. Aunque el siglo XVII no haya sido un período de grandes innovaciones en la diplomacia internacional, nos proporciona una ilustración importante del “funcionamiento de un sistema que se adapta bien a las necesidades gradualmente cambiantes de su tiempo” y que ha sido llamado “la mejor forma de diplomacia jamás desarrollada “. Este libro nos descubre las relaciones entre las estructuras ideológicas y socioeconómicas, y las personalidades diplomáticas que han influido en la diplomacia moderna: miembros de una aristocracia asociada desde antiguo a las cancillerías reales. Además, aporta el único estudio disponible sobre las realidades de las prácticas diplomáticas en la Europa del siglo XVII y ofrece una excelente base de comparación con las relaciones internacionales del siglo XX, con la esperanza de que “estudiar las primeras personalidades, instituciones y prácticas diplomáticas modernas debería aumentar nuestra comprensión de las relaciones internacionales en la actualidad”.

OTRA VEZ DESDE LA ATLÁNTIDA

Tal y como los emigrados rusos nombraban a la Rusia prerrevolucionaria, perdida para siempre después de 1917. Traemos hoy aquí un nuevo libro, Former People: The Final Days of the Russian Aristocracy, de Douglas Smith, una obra épica que nos cuenta la historia de la aristocracia rusa, atrapada en el torbellino de la revolución bolchevique. Lleno de relatos escalofriantes de palacios saqueados y haciendas en llamas, de campesinos saqueadores y soldados del Ejército Rojo, de encarcelamiento, destierro y ejecución, es la historia de cómo una élite de siglos de antigüedad, famosa por su esplendor y su riqueza, fue desposeída y destruida junto con el resto de la antigua Rusia. Sin embargo, es también una historia de supervivencia de cómo sobrellevaron las heridas psicológicas infligidas por la pérdida de su mundo y las décadas de represión, de cómo lucharon por encontrar un lugar para ellos y sus familias en el nuevo orden de la Unión Soviética. Es una crónica de la suerte de dos grandes familias aristocráticas -los Sheremetev y los Golitsyn- que nos revela cómo, incluso en las más oscuras profundidades del terror, la vida cotidiana continuaba. Pueden descargarla de este enlace.

GENTLEMEN RURALES

De eso trata, precisamente, la entrada de hoy. De la británica gentry, compuesta por gentlemen rurales, beneficiados por la expropiación de los bienes eclesiásticos que se produjo en Inglaterra desde el reinado de Enrique VIII, y posteriormente por la liquidación de las tierras comunales que se llevó a cabo a lo largo del reinado de los Estuardo. Esta obra de Felicity Heal y Clive Holmes, editada en 1994 y un verdadero referente sobre este interesantísimo tema, es el primer análisis completo de la nobleza en el período moderno temprano desde la obra de Mingay, The Gentry: the Rise and Fall of a Ruling Class (1976),  ofreciendo una síntesis de los trabajos recientes sobre este grupo social y político clave. Pueden descargarlo aquí. Y que les aproveche, como siempre.

FAKE ORDERS

Es decir, que hoy vamos a hablar -aunque como saben, no me gusta meterme en tales charcos y los evito por principio- de las fake orders, también conocidas como self-styled orders, o en llano y paladino castellano de toda la vida, de las órdenes falsas: algo que no he podido evitar, al ver reflejadas en webs y redes sociales (y cada día en mayor número) la proliferación, casi bacteriana, de todo este tipo de, hum… llamémoslas instituciones.

Falsos templarios (de una página en Facebook)

Fácil caladero donde pescar incautos, corporaciones que ofrecen a aquellos que las ansían alguna manera de reconocimiento, reflejada en condecoraciones, fantásticos y coloridos atavíos, estandartes, banderas, ceremonial, las órdenes falsas permiten a personas y a individuos que no hubieran nunca podido acceder a órdenes legítimas y canónicas la satisfacción de verse reconocidos dentro de un grupo que, desgraciadamente, suele caracterizarse por la rampante mediocridad de sus miembros. No nos equivoquemos, sin embargo: estas instituciones abarcan lo que podríamos definir como una cuota de mercado específica para clientes que no pueden acceder a un mercado superior. Es decir, y trivializando, son como la tienda de electrodomésticos que ofrece a sus clientes ventiladores, en lugar de inalcanzables aires acondicionados. Al cabo esto es el reflejo social de la necesidad, por parte de grupos que pertenecen a una burguesía de corte raso o como mucho medio, de legitimar un ascenso imaginario, la asunción del premio que supone coronar de este modo -aunque sea un modo espurio- una por otra parte honrada y productiva vida profesional, pongamos por ejemplo.

El increíble Evgeni Minchev von Bul (sí, sí, es el de la izquierda)

Veremos también -cómo no- chapotear resplandecientes en estos charcos y lagos a listos y aprovechados autoproclamados descendientes legítimos e incontestables de tales o cuales casas  reales -o incluso imperiales, ¿por qué no?-, vestidos y decorados como el gran visir de Solimán el Magnífico o como la propia reina de Saba, que además hacen caja gracias a la ingenuidad (o a la vanidad) de sus desprevenidos clientes. Algunos de ellos, se lo aseguro, son inefables.

Es que ya no se respeta nada, oiga

Las argucias pueden ser múltiples: reconstruidas órdenes del Temple, falsificadas órdenes de Malta -de esas hay docenas-, plagiadas órdenes de Carlos III;  o, buscando la homonimia, se usan topónimos venerables -tales como el de la española orden, por ejemplo, de Santiago- para recrear, muchas veces con heráldicas más propias de un centro comercial que de dicha venerable disciplina armera, ceremoniales medievales que, en tal contexto, no tienen ni pies ni cabeza. Esto ha hecho levantar la cabeza, entre otras instituciones del mayor respeto, a la Iglesia Católica: que en una conocida nota de prensa de su Secretaría de Estado deja muy claro qué es correcto y qué no (refiriéndose, lógicamente, a aquellas corporaciones que se hallan directamente bajo su amparo). Aunque no parece que haya servido de mucho, ya que estas órdenes siguien proliferando muy a sus anchas, y sus inefables comendadores y grandes maestres haciendo de las suyas por ese campo sin roturar que es Internet. ¿Algo inevitable? Pues me temo que sí.

“Royal regalia” en sillas de plástico, y un clon de Elton John

En fin, y como suelo, les adjunto diversos enlaces al fenómeno, para saber más, conocer más, y ¿cómo no?, también pasar una divertida jornada de sábado. Hay mucho más, pero entonces la entrada de hoy  se haría eterna. De lo mejor es este blog dedicado a mostrarnos las andanzas de los titulares de estas órdenes falsas, con su complemento en redes sociales: https://faketitlesandorders.wordpress.com/
https://www.facebook.com/FakeOandT/
El Catholic Herald, sobre el tema: http://www.catholicherald.co.uk/commentandblogs/2012/11/15/fake-equestrian-orders-what-drives-men-to-playact/
En Facebook, uno de los pantanos virtuales donde chapotean felizmente estos sujetos: Chivalric Fantasists and Would-be Knights: https://www.facebook.com/chivalricfakes/
Una interesante reflexión sobre el tema: https://jeremyblevins.com/2017/02/26/the-allure-of-fake-orders-of-chivalry/
Sobre las falsas órdenes de san Juan de Rodas y de Malta: http://www.geocities.ws/maltesefakes/stjohn1.html
http://www.defence.gov.au/Medals/_Master/docs/DHAM/48B.pdf
Falsos templarios: https://www.facebook.com/prec.esp/

CUATROCIENTAS

¡Cuatrocientas entradas ya, desde que ingresamos en el servidor Hypothèses! Y para celebrarlo, subo aquí un interesante manuscrito, un armorial (BNE, MSS/11659) de esos que a ustedes tanto les gustan -con las ejecutorias, los mayores reclamos de este blog- que sin ser un ejemplo como otros que he subido en el pasado, de pura belleza heráldica, sí lo es, y mucho, como un sobresaliente recopilatorio de información: se trata de una “copia de unos papeles sueltos y maltratados que escribió Ambrosio de Morales, mandada realizar por Alfonso Guerra y Sandoval, para que no se confundan tan apreciables noticias”, una obra de Lorenzo de Padilla, aumentada por Tirso de Avilés y por Juan Alfonso Guerra y Sandoval, Rey de Armas de Felipe V. La primera obra (según consta en la portada), se empezó a escribir el 13 de febrero de 1713; la segunda (según consta en f. 94), la hizo copiar, en 1729, Juan Alfonso Guerra y Sandoval. Merece la pena consultarla y conservarla, y con ella nos despedimos hasta septiembre: bien merecen un descanso estas cuatrocientas entradas, ¿o no?

EN ALAS DE LA MODA

Subimos hoy un excelente catálogo del MET neoyorquino: Haute Couture, que pueden descargarse en este enlace pulsando el botón Download pdf. Se trata de una minuciosa investigación acerca de la historia de la alta costura, desde la formación de la casa Worth en París a mediados del siglo XIX a los principales diseñadores de la actualidad. El libro se centra en los oficios altamente cualificados que son esenciales para la producción de alta costura. Capítulos separados examinan las técnicas de sastrería y los acabados, tejidos, drapeados y la intrincada decoración que producen los bordadores, costureros y otros artesanos en quienes los couturiers o modistos confían para la ejecución de sus ideas.

LA CASA DEL PRÍNCIPE DON JUAN

Gonzalo Fernández de Oviedo, historiador de la presencia española en América, escribió para Carlos V una memoria acerca del funcionamiento, orden y gobierno de la casa del príncipe don Juan de Aragón, primogénito de los Reyes Católicos –a quien ya hemos dedicado alguna pasada entrada-, que posteriormente serviría como una de las propuestas para organizar la casa del príncipe Felipe, después Felipe II.  Pues bien, sobre esta casa nos habla hoy José Damián González Arce, con una exhaustiva monografía sobre la casa del príncipe don Juan: La casa y corte del príncipe don Juan (1478-1497). Economía y etiqueta en el palacio del hijo de los Reyes Católicos.  Se trata sin duda de un excelente y muy recomendable trabajo, que merece la pena descarguen y disfruten. Y buena tarde.

 

HIJOS Y HEREDEROS

El zarévich Alexei Nikoláievich Románov, heredero al trono ruso, en 1909

Subimos hoy al blog esta excelente monografía: Sons and Heirs. Succession and Political Culture in Nineteenth-Century Europe, editada por Frank Lorenz Müller y Heidi Mehrkens, de la Universidad Saint Andrews. Se trata de un espléndido trabajo focalizado en la sucesión de las monarquías europeas decimonónicas a través de la figura del heredero de la Corona. Mediante varios estudios de caso, tales como la Alemania de los Hohenzollern, la Italia de los Saboya, la Casa de Württemberg, el principado de Gales, la Casa de Habsburgo, la Corona danesa, la sucesión de Alfonso XII en España -este último de nuestro particular interés-, el trono belga etc., los autores realizan un concienzudo seguimiento de las luchas de poder, facciones cortesanas, oportunidades y conflictos en el acceso al trono de algunos de los monarcas más significativos del período: Eduardo VIII de Inglaterra, Guillermo II de Alemania o Alfonso XIII de España. Desde luego para leerlo, disfrutarlo y guardarlo en sus bibliotecas digitales. Y que les aproveche.

Un divertimento académico sobre las élites en la Historia