JOYEUSE ENTRÉE

Denis vanAlsloot, el Ommeganck de Bruselas (31 de Mayo de 1615). Detalle
Denis van Alsloot, el Ommegang de Bruselas (31 de Mayo de 1615). Detalle

Toca hoy hablar acerca de las Joyeuses Entrées, las gozosas entradas en villas y ciudades de los monarcas y príncipes franceses, duques soberanos de Borgoña (lo que incluye a nuestros reyes de España), etcétera (en este etcétera pueden incluirse, por ejemplo, los obispos de Lieja). Una tradición de larga duración en los Países Bajos, en donde eran verdaderas obras de arte (los duques de Borgoña Felipe el Bueno o Carlos el Temerario protagonizaron algunas de ellas, antológicas).

C'est l'ordre qui a esté tenu à la nouvelle et joyeuse entrée, que très-hault, très-excellent et très-puissant prince, le Roy très chrestien Henry deuxième de ce nom, a faicte en sa bonne ville et cité de Paris, capitale de son Royaume le seiziesme jour de Iuin M. D. XLIX (BNF, París)
C’est l’ordre qui a esté tenu à la nouvelle et joyeuse entrée, que très-hault, très-excellent et très-puissant prince, le Roy très chrestien Henry deuxième de ce nom, a faicte en sa bonne ville et cité de Paris, capitale de son Royaume le seiziesme jour de Iuin M. D. XLIX (BNF, París)

Realizadas con un ceremonial pletórico de significados y de alegorías, trasplantadas asimismo a España por los monarcas de la Casa de Austria (aunque no hemos de olvidar tampoco las entradas solemnes de los monarcas de la Casa de Trastámara, ansiosos por legitimarse tras la primera guerra civil castellana), hoy en día siguen realizándose -tal vez no con la solemnidad de antaño, pero sí con una desbordante alegría popular- en Bélgica, donde los monarcas Coburgo siguen manteniendo tan antigua tradición, como podemos ver en el siguiente vídeo:

Incluso -para el turismo- se realizan a día de hoy reconstrucciones de lo que pudieron ser estas solemnes entradas, de las que la más conocida es l’Ommegang de Bruselas.

¿Peculiar, verdad? Hoy les traigo algunos textos vinculados a estas singulares efemérides, para facilitar su comprensión de las mismas; y lo hago debido a otra Joyeuse Entrée, o feliz entrada, que no pretendo comparar con aquellas pero que en el plano personal me ha producido una gran satisfacción: la de mi ingreso, como correspondiente, en la Académie Belgo-Espagnole d’Histoire.

002

Una alegre entrada que agradezco como se merece. Y como lo prometido es deuda, aquí va la siguiente relación (seleccionada dentro de la inmensa cantidad de material que existe sobre este tema) para su provecho:

Joyeuse Entrée de los reyes belgas en Bruselas, tras la guerra de 1914-1918
Joyeuse Entrée de los reyes belgas en Bruselas, tras la guerra de 1914-1918

La Joyeuse Entrée ou Priviléges du Brabant (1787), en la que se recuerda cómo estas solemnes entradas servían, además, para que los nuevos monarcas juraran mantener los privilegios de los naturales (Biblioteca Real, Bruselas).
La Joyeuse & magnifique entrée de Monseigneur Françoys de France: fils de France, et frère unicque du Roy, par la grace de Dieu, Duc de Brabant, d’Anjou, Alencon, Berri, etc. en sa tres-renommée ville d’Anvers (1582)
El Discours de la joyeuse et triomphante entree de tres-haut, tres-puissant et tres-magnanime Prince Henry IIII de ce nom, tres-Chrestien Roy de France et de Nauarre, faicte en sa ville de Rouën,… le Mercredy saiziéme iour d’Octobre M.D.XCVI… (1599).
La Histoire de la joyeuse-entrée de Brabant et de ses origines, de Edmond Poullet (1863).
La Relation en prose et en vers de la joyeuse entrée à Mons en 1470 de Marguerite d’York d’Angleterre & de Marie de Bourgogne, de Augustin Lacroix (1842).
La joyeuse entrée de sa majesté Philippe V. Roi d’Espagne comme duc de Brabant (1702).

Armas de Felipe II, en el Recibimiento… de Juan de Mal-lara

Y por último, y barriendo para casa, la relación de la solemne entrada de nuestro Felipe II en mi propia ciudad, Sevilla, en 1570: el Recibimiento que hizo la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla a la C.R.M. del Rey don Felipe N.S. Que todos estos enlaces les sirvan de distracción y de provecho, y a mi, a la vez, de celebración.


One thought on “JOYEUSE ENTRÉE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *