LÉAL SOUVENIR, II

O00678

Sophie LIENARD:
La duquesa de Bivona, cir 1840

Continúo con esta nueva serie acerca de la retratística en miniatura, esos pequeños pedazos de realidad más o menos idealizada que acompañaban en sus habitaciones, en los bolsillos de sus ropas o engastados en sus joyas a la aristocracia, estando presentes -como involuntarios testigos- de sus vidas cotidianas. Aunque el que podríamos considerar como gran período de la miniatura (me refiero en este caso a la abundancia de testimonios que nos han quedado de este arte, al acercarse su adquisición a los posibles de una burguesía que pagaba gustosa el coste de esos pequeños pedazos de inmortalidad y de posteridad) es el que da comienzo con los inicios del s. XIX y comienza a decaer a mediados del mismo, es decir, con el desarrollo y la popularización de la fotografía, no podemos dejar de lado la que es, quizás, la época de mayor calidad formal en la realización de representaciones miniadas, caso del s. XVI: sólo tenemos que recordar las obras isabelinas de Nicholas Hilliard o las inmediatamente anteriores de la mano de Holbein. 

José ALONSO DEL RIVERO:
La XIII duquesa de Alba, cir 1805
Sobre este periodo, subo para ustedes la interesante y novedosa tesis doctoral de Julia de la Torre, El retrato español en miniatura bajo los reinados de Felipe II y Felipe III, leída en la Universidad de Málaga en 2009. Y acerca del primero de los períodos a los que aludo, subo -como en la anterior ocasión- una breve galería para su disfrute. Buena tarde.
Genaro BOLTRI (taller de):
La duquesa de Osuna, cir 1785

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *