CRIMEN Y CASTIGO

Mapa de bits en Gráfico1

Ante todo, feliz año. Y una vez cubiertas las necesidades de una correcta urbanidad, confío en que se me permita parafrasear a Dostoyevski (evidentemente, el título de su inmortal novela) en el título de esta entrada, aunque hoy no hablaremos del alevoso crimen de Raskólnikov, sino de cómo incluso los más encumbrados aristócratas podían caer por la pendiente del crimen y del delito: y para exponer esta cuestión con claridad, subo un enlace a un pequeño artículo de mi mano, publicado en nuestra ya conocida revista Cuadernos de Ayala, a la que aludía en una pasada entrada. El breve trabajo trata sobre el “crimen” y el “castigo” cometido y sufrido respectivamente por un ilustre prócer sevillano en los años finales del s. XVI, nada menos que don Alonso Téllez Girón, de la casa de Osuna: una historia con sus ribetes sórdidos, pero interesante y -según creo- aleccionadora, a la que tienen aquí (número 51 de la publicación) su enlace. Espero que la disfruten, y que pasen una buena tarde. Como siempre seguiremos en breve, Dios mediante.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *