EL INSTRUIDO CONDE

Armas de los condes de Fernán Núñez (1682)

Siempre se ha puesto a la aristocracia española como un ejemplo de escasez de letras, como un estamento de cultura escasa. Esa simplificación, muy posiblemente interesada (aunque bien es cierto que algunos de los más desgarrados majos y manolos dieciochescos, iletrados ellos por antonomasia, fueron varios de nuestros más reconocidos aristócratas), queda puesta en evidencia por algunos ejemplos de eminente cultura, de los que -por cierto- ya he ofrecido algún que otro botón de muestra en este blog.

El III conde de Fernán Núñez

Hoy quiero trarles aquí, al hilo de la nueva bibliografía que sobre estos temas va apareciendo, al muy versado III conde de Fernán Núñez, don Francisco Gutiérrez de los Ríos y Córdoba (1644-1721), vizconde de Abencalez, Señor de La Morena, caballero de Alcántara y comendador de Montealegre; militar en Sicilia, Flandes y en la costa de Andalucía; diplomático  y embajador en Polonia y Suecia; pedagogo, erudito y culto políglota, cuya nueva biografía, escrita por Carolina Blutrach, vengo en recomendarles (aquí tienen, por cierto, sus primeras páginas).

Formó una importante biblioteca, cuyo número de volúmenes da fiel fe de su ingente curiosidad intelectual; y dejó para la imprenta el curioso vademécum llamado El Hombre Práctico, cuya deliciosa y atenta lectura les encomiendo. ¿Una aristocracia inculta? Quizá, pero con algunas -no pocas, por cierto- y muy honrosas excepciones como esta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *