¿NOBLEZA OBLIGA?

Recién sacado del horno -se trata de una breve ponencia leída por su autor el pasado viernes en la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, de la que es digno miembro numerario- me llega, remitida por él mismo, es decir, por D. Rafael Atienza y Medina, Marqués de Salvatierra y Teniente de Hermano Mayor de la Real de Ronda, esta breve ponencia que hoy les confío (aquí su enlace), con su amable permiso para publicarla en este blog, en donde no es la primera vez que escribe. De prosa más que inteligente (en esto me remito a un autorizado artículo de Antonio Burgos, que suscribo hasta en las comas), les ruego encarecidamente lean estas breves páginas que hoy les adjunto gracias a la amigable gentileza de su creador: no tienen -y lo digo sin áulica intención alguna- desperdicio. Claridad de ideas y claridad de prosa: ¿Qué más se puede pedir? Y conocimiento profundo del tema, tanto heredado -por ser vos quien sois- como adquirido: sólo me remito a las abundantes, ricas y poco conocidas referencias que desfilan a lo largo de sus párrafos.  En fin, una delicia que no pueden dejar de leer: Que les aproveche.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *