A MESA Y MANTO (QUE NO MANTEL)

Tiene su explicación el título de la entrada de hoy, y es que en esta tarde -en Sevilla de mucho calor, aquí ando refugiado en el despacho- les traigo a este su blog la curiosa figura (desgraciadamente no demasiado conocida) de un singular literato, a la vez crítico gastronómico, don Mariano Pardo de Figueroa y de la Serna, natural de Medina Sidonia (Cádiz), y por seudónimo el Doctor Thebussem (anagrama de Embustes), Cartero Mayor de España, del que me alegra traerles su obra sin duda capital, La Mesa Moderna, o la ficticia correspondencia cruzada entre Thebussem -desde su atalaya gaditana- y un incógnito cocinero de Su Majestad, que sirve a Pardo de Figueroa para burlarse y hacer una divertida crítica de la Corte, el protocolo y los usos cortesanos y la cocina española en los años finales del s. XIX. En fin, hasta ahí la mesa. ¿Y el manto? ¿Y por qué manto y no mantel, para completar correctamente el aforismo? Pues muy sencillo, ya que es debido al segundo texto que hoy les traigo: las Notas genealógicas que, para tomar el hábito de Santiago, presentaron D. Mariano, D. Francisco y D. Rafael Pardo de Figueroa, Serna, Manso de Andrade y Pareja (es decir, don Mariano y sus dos hermanos), impreso en 1905 y cuya lectura -un verdadero anecdotario familiar y un excelente expediente, primorosamente editado- tampoco tiene desperdicio. De ahí lo del manto, obviamente.  Y nada más: tan sólo les deseo una buena, provechosa y divertida lectura de ambos textos. Y una vez terminados, supongo que compartirán conmigo la opinión que desde que le leí por primera vez he mantenido: qué estupendo tipo, sin duda, fue Thebussem.


Un pensamiento sobre “A MESA Y MANTO (QUE NO MANTEL)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *