ALTOS REYES PODEROSOS

Felipe I y Juana de Castilla, por el Maestro de Affighem

…Por mano de Dios ungidos”. Así dan comienzo las Coplas hechas sobre el casamiento de la hija del Rey d’España con el hijo del Emperador duque de Bergoña conde de Flandes archiduque de Autarixa  (Austria), impresas en 1496, y custodiadas en nuestra Biblioteca Nacional (BNE, INC/947). Como es bien sabido, el matrimonio de la princesa Juana se enmarcaba en una amplia operación de carácter internacional emprendida por los Reyes Católicos para dotar de mayor visibilidad a los reinos de Castilla y Aragón, es decir, España (la Hispania romana, la Espanna de Alfonso X de Castilla), la gran potencia emergente europea en los últimos años del siglo XV. En un enlace doble, Juan -el heredero de la corona- casaría con Margarita de Borgoña, al igual que Juana lo haría con Felipe, su hermano, cerrando así una provechosa alianza con el Imperio, así como otros hijos -Isabel, María, Catalina- afianzarían las relaciones con Portugal o con la Inglaterra de los recién llegados Tudor.  “Altos Reies poderosos/por mano de Dios ungidos/tan discretos animosos/justiçieros pïadosos/nunca uieron los naçidos…”, como bien nos hace ver este rimado (que pudo perfectamente haber formado parte del delicioso cancionero contemporáneo de Palacio), impreso en las prensas burgalesas de Fadrique Biel de Basilea: Fernando e Isabel, modelo de monarcas en la Europa que, poco a poco, dejaba de lado el estrecho mundo medieval y se adentraba por las grandes avenidas del Renacimiento.


Un pensamiento sobre “ALTOS REYES PODEROSOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *