ARMORIAL DE BEYEREN

El Armorial de Beyeren, también conocido como Armorial de Cornelis van Aeken, fue compilado por Claes Heynenzoon (también conocido como el «heraldo de Gelre», circa 1345-1414), quien alrededor de 1400 fue rey de armas de Ruwieren, el principal heraldo de los Países Bajos. Según se afirma en el epílogo, Heynenzoon terminó su obra el 23 de junio de 1405: Explicit iste liber per manus Beyeren quondam Gelre armorum regis de Ruris (Aquí concluye este libro de la mano de Baviera, antiguamente Güeldres, rey de armas de Ruwieren [en el año un mil cuatrocientos cinco de la era de Nuestro Señor, el día antes de la festividad de San Juan el Bautista]). Heynenzoon se llama a sí mismo «Baviera» y señala que antes se lo conocía como «Güeldres», una referencia a su papel como el heraldo de la corte del duque de Güeldres. Heynenzoon ya había escrito el Wapenboek Gelre, o Armorial de Güeldres, a finales del siglo XIV (ahora en la Biblioteca Real de Bélgica, en Bruselas, ms. 15652-56). Compiló el Armorial de Beyeren mientras prestaba servicio en la corte de Holanda durante la regencia de Alberto I, duque de Baviera y regente del condado de Holanda. El libro contiene 1096 dibujos a color, agrupados principalmente en cinco series que muestran los escudos de armas siguientes: 337 competidores en un torneo en Compiègne en febrero de 1238 (la fecha indicada puede ser un error tipográfico, es probable que sea 1278); 191 competidores en un torneo en Mons en 1310; 404 combatientes en una incursión contra los frisones en Kuinre en 1396; 122 combatientes del sitio de Gorcum en 1402, y 14 series de los «tres mejores» (los tres mejores Juanes, Guillermos, Adolfos, Teodoricos y así sucesivamente). Heynenzoon compiló personalmente los escudos de armas de los combatientes del sitio de Gorcum; los otros los tomó de diferentes fuentes. El texto corresponde a una copia del armorial que data de circa 1500 (Viena, Biblioteca Nacional de Austria, ms. Palatinus 3297, fol. 30). Hoy lo tenemos disponible en la Biblioteca Digital Mundial. Y como siempre, que lo disfruten: ya iba tocando subir un nuevo armorial, ¿o no?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *