IRONÍAS

Captura

Viene al hilo esta entrada de hoy porque el otro día recibí un simpático comentario en una de las pasadas entradas de este su blog, en el que un espontáneo lector del mismo se despachaba de la siguiente manera:
“ESTIMADOS HERMANOS:
Solicito confirmarme archiduque de la aristocracia burguesa porque soy caballero templario anglosajón jinete negro.
Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Cédula de Vecindad:
ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
Ciudadano de Guatemala de la América Central”.

Gaspar Melchor de Jovellanos, por Francisco de Goya (Museo del Prado)
Gaspar Melchor de Jovellanos, por Francisco de Goya (Museo del Prado)

Después de alegrarme la tarde el comentario de este simpático centroamericano (cuyas perlas por cierto se esparcen allende los mares en múltiples sitios de Internet), que reproduzco en su integridad para que todos ustedes lo disfruten igual que yo mismo, aprovecho la ocasión para construir a su costa esta entrada de hoy, dedicada a ironizar sobre la nobleza, y no puedo dejarles en mejores manos que en las de don Gaspar Melchor de Jovellanos, y en concreto con su conocida Sátira de los Grandes y Alta Nobleza de España (1787), que en sus consumados versos critica el majismo, el torerismo, el folklorismo (y otros tantos ismos) en los que la nobleza española de finales del XVIII había caído, sirviendo de mofa y befa a ensayistas, críticos y pensadores coetáneos (un relevante estudio sobre dicho texto, aquí). Léanselos ambos, que no tienen desperdicio: y no me agradezcan la entrada de hoy a mi, sino al señor “Jorge Vinicio Santos González” o comoquiera que se llame en la vida real, que me la ha dado hecha…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *