A ÉL DEVEMOS TODO

Michel Sittow: Fernando el Católico. Gemäldegalerie, Vioena
Michel Sittow: Fernando el Católico. Gemäldegalerie, Viena

Así, con v en lugar de b, como Carlos V pronunciaría -bueno, escribiría- esta frase que según quiere la tradición dijo a su hijo, el futuro Felipe II, ante un retrato del Rey Católico (quién sabe si este de Michael Sittow, según parece el más realista y certero de todos los que en su día se realizaron de Fernando V de Castilla y Aragón). Su agudeza política, su inteligencia y su resolución -celebradas por Maquiavelo o por Gracián-, que hoy celebramos en el aniversario de los 500 años de su muerte en Madrigalejo -hace un par de días celebrábamos el feliz natalicio de Carlos III- permitió crear y dar forma a la entidad que hoy llamamos España, aunque esa unidad pudo verse más que comprometida debido a su afanosa búsqueda de un heredero para su reino de Aragón, una vez viudo de Isabel de Castilla. En cualquier caso aquí van, como siempre, varios enlaces sobre el tema: los dos tomos (uno y dos) de la Historia del Rey Fernando el Católico, del cronista Jerónimo de Zurita; su testamento, cambiado poco antes de su muerte para asegurar la sucesión en su nieto Carlos; y un ensayo sobre su vis política de la mano de diversos académicos de la RAH, con ocasión de la recepción en la misma de don Juan Pérez de Guzmán (1906). Y el consejo de que no dejen de leer las últimas biografías publicadas sobre el rey: la excelente de Luis Suárez Fernández, maestro de historiadores y de medievalistas, y la divulgativa y amena del hispanista Henry Kamen. Así es que como siempre: a aprender y a disfrutar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *