DE LOS PRÍNCIPES DE LIECHTENSTEIN

Carlos Eusebio, II Príncipe de Liechtenstein desde 1627 hasta 1684

Notables mecenas y coleccionistas, astros cortesanos que particularmente brillaron en la corte de los Habsburgo austríacos (desde Carlos I de Liechtenstein, en 1608), traigo hoy aquí una serie de publicaciones relativas al patrimonio de los Príncipes de Liechtenstein, el pequeño principado centreuropeo, deseando sirvan para aumentar sus fondos acerca del mecenazgo, el coleccionismo y el interés por las Bellas Artes, en este caso a lo largo -fundamentamente- del siglo XVIII.
A lo largo de sucesivas generaciones, los Príncipes de Liechtenstein han sido devotos coleccionistas de arte. El resultado de esta tradición es una colección de obras maestras que en su profundidad y amplitud refleja más de cuatrocientos años de historia de Europa y se encuentra entre las mayores colecciones privadas del mundo. Pinturas, esculturas, armas de fuego, porcelana y otras obras de arte fueron adquiridas o encargadas por los Príncipes de la Casa de Liechtenstein para decorar sus magníficos palacios, para mostrar su estatus y su riqueza, para hacer conocer su distinción como grandes coleccionistas, y como una manera eminentemente visual de hacer honor al viejo adagio nobleza obliga. Los títulos que les traigo a esta entrada (todos ellos publicados por el MET de Nueva York) son los siguientes:
Liechtenstein: The Princely Collections
Liechtenstein Palaces in Vienna from the Age of the Baroque
Firearms from the Collections of the Prince of Liechtenstein
The Golden Carriage of Prince Joseph Wenzel von Liechtenstein
Pueden descargar todos ellos pulsando el botón “Download pdf”. Y como siempre les deseo, que les aproveche la lectura.


2 pensamientos sobre “DE LOS PRÍNCIPES DE LIECHTENSTEIN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *