UN ARMORIAL DE LA NOBLEZA BÁVARA

bsb00002248_00050
Wappenbuch des Churbayrischen Adels
Ya en entradas anteriores he hecho alusión a la importancia de los símbolos como una manera de explicación -y de justificación- de toda aristocracia: concretamente, en una dedicada a los blasones y blasonarios. Es conocida la existencia de estos símbolos desde la Antigüedad, aunque la Heráldica como tal no comenzara a formularse hasta la Plena Edad Media: el emperador Augusto sellaba sus despachos con su símbolo personal, una esfinge; y los reyes sajones de las Islas Británicas se hacían acompañar en las batallas (como la de Burford, en el 752 dC) de una singular enseña, el dragón de Wessex, hoy en día protagonista de las armas del País de Gales, y que procedía probablemente de aquellos que figuraban como enseñas de la caballería romana, utilizados en los juegos y competiciones de Hippica Gymnasia.
No voy a insistir -al menos, por ahora- en realizar una desarrollada teoría sobre la importancia de la heráldica (que la tiene) como elemento indispensable, en muchos casos, para el estudio de las maneras y costumbres aristocráticas, sino que, simplemente, traigo aquí hoy para su diversión un interesante blasonario, procedente de la Biblioteca Estatal de Baviera; una copia c. 1700 de una obra original fechada en 1560: el Armorial de la Nobleza Bávara, que pueden disfrutar en este enlace. Disfrútenlo y diviértanse, y ya me lo agradecerán cuando puedan; no hay de qué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *