SEMANA SANTA

Grabado del s. XVIII: la Virgen de la Soledad, de Oliva (Valencia)
Grabado del s. XVIII: la Virgen de la Soledad, de Oliva (Valencia)

No, no es un error. ¿Semana Santa? ¿Pero qué tendrá que ver la Semana Santa con los asuntos que ocupan a este blog? Eso, reconózcanlo, sin duda alguna se lo han preguntado ustedes; y quizás no sin razón, aunque ya en anteriores entradas hayamos tratado de tal asunto. Sin embargo, y acercándose tales fechas como se nos acercan, subo hoy al blog un curioso documento -de la mano nada menos que de don Gregorio Mayáns y Siscar (1699-1781), polígrafo y erudito valenciano, natural de Oliva, Valencia- en el que articuló, de un modo casi socrático, la justificación y defensa de su convecino Antonio Pascual y García, de condición “Generoso”, que deseaba “tener la honra de ser uno de los Cavalleros que componen la Noble Cofadría (sic) de nuestra Señora de la Soledad” de dicha localidad, para la que había de poseer la condición inexcusable de ser caballero notorio.

La Soledad de Oliva, hoy
La Soledad de Oliva, hoy

Les dejo hoy para su divertimento esta probanza de la mano de Mayáns, en la que el polígrafo trazaba una completa genealogía de la línea directa familiar del pretendiente, remontándose hasta Berenguer Pascual, heredado por Jaime I en Benimaurell en 1247, y en la que realiza una exhaustiva enumeración de todos aquellos instrumentos -no solo de partidas de bautismo viven las pruebas de nobleza- que le sirvieron, y que utilizó, para conseguir finalmente su propósito: que Antonio Pascual llegara a formar parte del selecto cuerpo en el que ansiaba ingresar. El memorial impreso (BNE, 2/9034), aquí. Y no dejen de leerlo, porque les garantizo que la lectura merecerá la pena. Y viene al pelo en fechas como estas. ¿O no?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *