NUESTROS ENCICLOPÉDICOS VECINOS

Árbol de costados de  Marie Josepha Lodron, 1786. Fuente: Wikimedia
Árbol de costados de Marie Josephe, condesa de Lodron, 1786. Fuente: Wikimedia

Y va ya la tercera seguida sobre nuestros vecinos galos con esta entrada de hoy: como bien es sabido, la compilación enciclopédica (y si no, que se lo pregunten a Diderot y a d’Alembert) ha sido, al menos desde el s. XVIII, una simpática especialidad francesa que también podemos exportar a la heráldica y a la nobiliaria, entre otros saberes.

Sello de Bazille de Gaudemar (1696). Fuente: Varia, Histoire&Genealogie
Sello de Bazille de Gaudemar (1696). Fuente: Varia, Histoire&Genealogie

Publicada curiosamente en los primeros años de la Tercera República, de 1872 a 1878 -es bien sabido el enorme prestigio que ha tenido siempre el estamento aristocrático en un país por vocación histórica republicano-, traigo a esta su página una extensa enciclopedia nobiliaria-genealógico-heráldica (pues de todo ello hay dentro de sus páginas), en la que sus autores pretendieron sistematizar y agrupar todas las casas nobles del país vecino, dando a este inmenso trabajo recopilatorio el clarificador título de Nobiliaire universel de France, ou Recueil général des généalogies historiques des maisons nobles de ce royaume. Sus autores fueron Nicolas Viton de Saint-Allais (1773-1842), ayudado por el abad de L’Espines, Jean-Baptiste Pierre de Courcelles (1759-1834), llevándola a las prensas Bachelin-Deflorenne, y convirtiéndose de inmediato en un auténtico éxito de ventas. ¿Su interés? Se trata de un importante recopilatorio que incorpora multitud de trabajos anteriores, entre los que destacan los de los Hozier, genealogistas reales, además de los catálogos de alumnos y cadetes de escuelas civiles y militares reservadas a los miembros del estamento aristocrático (el equivalente a los Colegios de Nobles españoles).

Armas de George Joly, barón de Blaisy, presidente del Parlamento de Borgoña (1610-1679)
Armas de George Joly, barón de Blaisy, presidente del Parlamento de Borgoña (1610-1679)

Obra magna y de altura, sorprende ver lo que se hacía en Francia cuando en nuestro país las aportaciones que podemos citar para esas fechas (siempre salvando a Fernández de Bethencourt, por supuesto) son los infumables engendros y refritos de Piferrer o de Vilar y Pascual, en una auténtica “travesía del desierto” histórico-genealógica, como muy bien la ha definido el profesor Enrique Soria. Espero, como siempre, que la disfruten; aunque háganlo con calma, porque son nada menos que 22 tomos. Y buen comienzo de semana.


2 thoughts on “NUESTROS ENCICLOPÉDICOS VECINOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *