ALGUNAS NOTICIAS SOBRE LA ORDEN DE MONTESA

P01335
San Leocadio, Paolo de: La Virgen del caballero de Montesa (1472-1476).Museo del Prado, Madrid
En anteriores entradas (alguna de ellas, muy reciente) he tratado en este blog acerca de diversos aspectos vinculados al funcionamiento de las Órdenes Militares españolas, corporaciones de muy profunda raíz aristocrática. Como es bien sabido, dichas órdenes -inicialmente gobernadas por próceres, en general, ajenos a los monarcas aunque en rigor en buena parte su nombramiento llegara a depender de ellos- pasaron a la autoridad de los monarcas ya durante el reinado de Fernando el Católico, confirmándose el maestrazgo regio durante el reinado del Emperador: tal sería el caso de Santiago, Calatrava y Alcántara. Algunas noticias sobre esta incorporación (y sobre el funcionamiento de las propias Órdenes) podemos obtener de la magnífica obra de Francisco Fernández Izquierdo sobre la de Calatrava, publicada por el CSIC en 1992, que aquí les enlazo. No sería el mismo caso, sin embargo, el del cambio de maestrazgo en la orden de Montesa, que pasaría a la Corona en los años finales del reinado de Felipe II tras la apertura por el Santo Oficio de un sórdido proceso por sodomía (con sus ribetes de cohecho, nepotismo y todo lo que se quiera) a su último maestre independiente, Galcerán de Borja, en los que se mostró también a las claras el anticastellanismo de la orden catalanoaragonesa: por lo que se ve, las cosas vienen de lejos… Unos sucesos que nos narra, en un poco conocido artículo de 1994, Fernando Andrés Robres, al que les enlazo aquí, esperando, como siempre, que les aproveche. Y por cierto, atendiendo a algunas peticiones, me he visto impelido (del latin impelle, empujar: siento ser un poco cursi) a eliminar la música de la página, que ralentizaba su carga e impedía disfrutar tranquilamente de las piezas musicales que de vez en cuando subo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *