HISPANIARVM REGIS (II)

Captura
Rerum in Hispania gestarum Chronicon, de Alonso de Cartagena (copia del s. XV)

Allá por 1456, en los momentos postreros de su larga y fructífera vida, escribía Alonso de Cartagena (1384-1456), uno de los más importantes intelectuales del s. XV español, obispo de Burgos en 1435 e hijo del antiguo rab mayor de la ciudad Pablo de Santa María (c. 1350-1435), convertido del judaísmo al cristianismo tras escuchar las predicaciones de san Vicente Ferrer (y obispo de su villa natal antes que su propio hijo), la obra que hoy, en varias versiones, les traigo hoy a esta página como continuación de la serie que mantendremos de manera estable hasta el próximo 19 de junio.

Rerum in Hispania gestarum Chronicon, de Alonso de Cartagena (copia del s. XVI)
Rerum in Hispania gestarum Chronicon, de Alonso de Cartagena (copia del s. XVI)

Se trata de su Rerum in Hispania gestarum Chronicon, también  llamada Anacephaleosis, difundida -y es la copia que aquí les traigo- también en castellano en una traducción realizada por Juan de Villafuerte en 1463, ya fallecido Cartagena, bajo el título de Genealogía de los Reyes de España.

Rerum in Hispania gestarum Chronicon, de Alonso de Cartagena (copia del s. XVIII)
Rerum in Hispania gestarum Chronicon, de Alonso de Cartagena (copia del s. XVIII)

Esta traducción se compone de un prólogo de presentación y 94 capítulos, de los cuales 7 contienen un compendio de los orígenes de la monarquía en España desde Atalarico a los reyes astures y castellano-leoneses y el árbol genealógico de la misma, mostrando su entronque con las monarquías de Navarra, Aragón y Portugal. He querido traerles varios ejemplares de la obra, algunos de ellos fechados en una época muy temprana, caso del manuscrito 9436 de la BNE, realizado en una bella gótica aún cursiva; otra copia posterior, el manuscrito 815, fechable por su letra en los últimos años del s. XVI; y una última copia, de muy fácil lectura, realizada ya con la asequible grafía del s. XVIII: el manuscrito 8210. Todos ellos nos cuentan la misma historia: la sucesión secular de los monarcas hispanos, desde la más remota antigüedad hasta el momento en el que Cartagena redactaba su obra, en los primeros años del reinado de Enrique IV de Castilla. Una historia que hoy, felizmente, prosigue; y de la que en breves días daremos un nuevo  e histórico testimonio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *