VIVA PUES, VIVA, VIVA, EL PRÍNCIPE ESPAÑOL

Don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, I duque de Lerma, pintado por Rubens. Lerma monta en esta ocasión el caballo napolitano que lució durante las fiestas vallisoletanas de 1606.

El 16 de junio de 1605 fueron recitados los versos que dan su título a esta entrada en un gran festival público, en honor del neonato Felipe, Dominico, Víctor -quien años después sería Felipe IV El Grande, el Rey Planeta de las Españas- que fue celebrado con otros regocijos en Valladolid con motivo de su bautizo, a las que se sumaron las fiestas de bienvenida al almirante lord Charles Howard de Effingham, embajador de Jacobo I de Inglaterra enviado por el monarca Estuardo para sellar las paces con España. Para esta feliz ocasión, el duque de Lerma y la corte española organizaron y crearon un nuevo concepto de espectáculo público, de ostentación, ornato y agasajo plenamente barroco: nos trae estas fiestas a nuestros días y para nuestro disfrute el espléndido trabajo de Patrick Williams, EL DUQUE DE LERMA Y EL NACIMIENTO DE LA CORTE BARROCA EN ESPAÑA: VALLADOLID, VERANO DE 1605, que utiliza además relaciones inglesas del acontecimiento desconocidas en España. Un magnífico trabajo, del que les encarezco -y mucho- su lectura. Y que sigan bien; cuídense como deben en estos tiempos recios.


Un comentario sobre “VIVA PUES, VIVA, VIVA, EL PRÍNCIPE ESPAÑOL”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.