VOLVIENDO CON UN MUNDO IDO

Ernesto Luis, Gran Duque de Hesse y del Rhine (1907). Kranichstein, Stiftung Hessischer Jägerhof

Volviendo, sí, tras lo que espero hayan sido unas vacaciones -bueno, más o menos, porque también se ha trabajado lo suyo- merecidas. Y volviendo con un fiel retrato de un mundo ido: el que nos dejó, con sus idealizados pinceles, el retratista de sociedad Philip de László (1869-1937): una Atlántida desaparecida con la Primera Guerra Mundial que aquí podemos visitar con verdadero asombro. László nació el 30 de abril de 1869 en Pest (antes de que la ciudad se uniera a Buda en 1873). De origen judío muy humilde, en 1912 fue ennoblecido por el emperador Francisco José. Con sólo dieciséis años su talento le valió un lugar como estudiante en la Academia Nacional de Artes (1885-89) con Berta Székely y Károly Lotz como maestros. Luego asistió a la Real Academia Bávara de Arte en Múnich (1889-90 y 1891-92), bajo la dirección del profesor Sándor von Liezen-Mayer y la Academie Julien en París (1890-91), con Jacques-Jules Lefebvre y Benjamin Constant. Durante sus años de formación, De László se dedicó a la historia y la pintura de género. En 1889 se acercó al retrato, una forma de expresión pictórica que le daría merecida fama, sobre todo tras 1900, que fue un año decisivo para De László. Pintó al Papa León XIII, un retrato que le valió fama internacional y la Gran Medalla de Oro en la Exposición Internacional de París de ese año. Casó con Lucy Guinness, viviendo en Budapest antes de mudarse a Viena en 1903, y estableciéndose en Inglaterra en 1907. De László consolidó su reputación mundial en la primera década del siglo XX, siendo nombrado miembro de la Real Orden Victoriana por el rey Eduardo VII en 1909. En España retrató a toda la familia real (vacias veces a la Reina doña Victoria Eugenia de Battemberg). En el momento de su muerte, en 1937, poseía veintidós órdenes y diecisiete medallas de mérito otorgadas en muy diversos países. Recuperamos aquí su obra para su disfrute, proporcionándoles igualmente un par de enlaces (uno y dos) por si desean ampliar sus conocimientos sobre este gran pintor, retratista de un mundo ya desaparecido. Y buenas tardes.


Un comentario sobre “VOLVIENDO CON UN MUNDO IDO”

  1. Hola,
    Acabo de leer este artículo y lo aprecio. Deseo comentarlo completamente a mis colegas del Cátalogo Razonado de Philip de Lászlo.

    Cuando pulso los enlaces uno y dos me dirigen a Amazon! ¿Esto significa que buscamos libros sobre el artista?

    ¿Cuál es el retrato que se ilustra arriba y que, desafortunadamente no sale aquí?

    Agradiciéndoles de antemano,

    Susan de Laszlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.