HEREDAR EL MÉRITO

Miniatura de un maestrante de Ronda, cir 1825 (Museo del Prado), la corporación de la que el autor del trabajo es teniente de Hermano Mayor

Como es de bien nacido eso de ser agradecido, tengo ante todo que agradecer a don Rafael Atienza Medina, marqués de Salvatierra, teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Ronda y ante todo apreciado amigo, su más que amable gesto al permitirme subir, para disfrute de ustedes (como ya lo ha sido mío) esta deliciosa cuasi-miniatura de análisis social e histórico del estamento nobiliario, oteado en buena parte desde el punto de vista de sus corporaciones; es decir, su trabajo Heredar el mérito: los cuerpos de nobleza, que fue en marzo de 2003 su discurso de ingreso en la Real Academia Sevillana de Buenas Letras como académico de número. Un trabajo ameno, en absoluto pedante o discursivo -como tantas veces se achaca a la prosa académica-, sino lleno de interesantes facetas que nos descubren a un autor eminentemente intelectual, ecuánime y riguroso en lo que dice, y de elegante prosa en cuanto a cómo lo dice. Poco conocido quizás hasta el día de hoy (lo que esperamos que esta entrada ayude a subsanar), subo a este su blog este trabajo, como digo, para su conocimiento: no se pierdan algunos de sus capítulos, entre otros los dedicados -nada menos- que a la nobleza norteamericana coetánea. Adjunto también la contestación que a su discurso de ingreso ofreció el insigne medievalista don Manuel González Jiménez, hasta hace poco emérito de la Universidad Hispalense. Y que lo disfruten, como yo ya he hecho.



Citar este post
Juan Cartaya (2014, 29 enero). HEREDAR EL MÉRITO. ARISTOCRACIAS. Recuperado 28 de mayo de 2024, de https://doi.org/10.58079/cxd7