COMPENDIO DE LOS GIRONES

ULFL036870_0003_rosto_t24-C-R0150

Ya hemos tratado en un par de entradas anteriores acerca de algunos miembros de la notable casa de Osuna, dando algunas noticias sobre el III duque, don Pedro Girón, o sobre su tío abuelo don Alonso Girón, ejecutado en Sevilla en 1597. Una de las más notables casas castellanas sin lugar a dudas (aunque su origen por varonía, en realidad, era portugués), se contaron entre sus miembros personajes tan singulares como el marqués de Villena o su hermano el maestre de Calatrava, que hicieron y deshicieron -entre otras, tropelías varias-  tratando de aumentar su ya significativa influencia durante los reinados de Juan II y de Enrique IV de Castilla.

ULFL036870_0309_148_t24-C-R0150

Con el fin de afianzar su influencia y proclamar las glorias de su casa, en 1577, el I duque editó a su costa el tratado sobre su linaje que había encargado (c. 1574) al catedrático de la Universidad ursaonense Jerónimo Gudiel, y que da nombre a esta entrada: el Compendio… de los Girones, obra propagandística del linaje con el que el duque daba valor a un título recién recibido y publicaba (es decir, hacía públicas) las loas y méritos de sus antepasados para el general conocimiento de los lectores. No sería, de hecho, el único -y ni siquiera el primero- en hacerlo, ya que los todopoderosos Guzmanes sanluqueños habían tomado iniciativas similares, encargando a Pedro de Medina su Crónica de los Duques de Medina-Sidonia y a Alonso Barrantes Maldonado sus Ilustraciones de la Casa de Niebla, que adjunto en los enlaces anteriores. Sin embargo, pese a esos importantes precedentes (que por cierto no llegaron a ser impresos hasta varios siglos después de su redacción), el Compendio de los Girones sí llegó a convertirse en un claro precedente y referente de lo que se entendía por aquellas épocas como «historia nobiliaria», al ser efectivamente impreso bajo el patrocinio, los auspicios y la financiación del I duque.

Y no digo más, salvo que, como siempre, aquí tienen ustedes el enlace a la obra por si desean saber algo más acerca de las entretelas de la casa de Osuna, una de las más importantes de la Península durante los siglos XVI y XVII, encareciéndoles como siempre su conservación en lo que ya debe ser -si siguen este blog- una interesante biblioteca.